¿Quiénes somos?

El Banco de la Nación es una empresa de derecho público, que en su rol subsidiario de extender los servicios financieros, realiza labores activas de manera similar a las entidades financieras privadas en casos de oferta insuficiente, desempeñándose como agente promotor de la inclusión financiera, y garantiza el desarrollo económico y la inclusión social en el país. (página 11 Estrategia Nacional de Inclusión Financiera 2015)

Las ventajas principales del Banco de la Nación son:

  • Tener un modelo de negocio que asegura el suministro de productos y servicios bancarios dirigidos al público usuario y a sus clientes a nivel nacional
  • La red de Agencias del BN (636 Agencias al 30.jun.2018) está administrada bajo un enfoque de economía regional
  • Tiene una estructura centralizada
  • Es el banco de propiedad del Estado Peruano

Desde la demanda, existe el desafío que incluir a la población rural del país de su plena participación en el sector financiero. Esta población rural se siente excluída, desconoce y desconfía del funcionamiento del sistema Financiero

El día 21.07.2015 se publicó en el Perú la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) con el Decreto Supremo N° 191-2015.EF, la vida útil de la estrategia es de 05 años a partir de su publicación, Los integrantes de dicha estrategia son: el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Financiera (MIDIS); el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP); la Superintendencia de Banca y Seguros y AFPs (SBS); Ministerio de Educación (MINEDU) y, el Banco de la Nación(BN)

Rol Subsidiario

El Estado ejerce su actividad empresarial con el fin de promover la economía del país, prestar servicios públicos y alcanzar los objetivos de desarrollo.

Las empresas del estado se rigen por las normas de la actividad empresarial del estado y de los sistemas administrativos, cuanto sean aplicables, y supletoriamente por la ley general de sociedades y el código civil. La constitución vigente del año 1993 reconoce de manera expresa la iniciativa privada y la libertad de empresa que reafirman el rol del Estado como ente orientador del desarrollo del país.

Mediante el concepto del Rol Subsidiario del Estado (RSE), el Estado puede proveer determinados bienes o servicios al mercado sólo cuando no exista oferta privada interesada en atender la demanda de dichos bienes o servicios, o si habiendo oferta privada haya segmentos de la población que no pueden acceder a ella.

El artículo 60° de la Constitución Política del Perú indica que “solo autorizado por ley expresa, el Estado puede realizar subsidiariamente actividad empresarial, directa o indirectamente, por razón de alto interés público o de manifiesta conveniencia nacional”.

La idea detrás de esta disposición es que el Estado está obligado a cumplir funciones indispensables en aspectos como la salud, la educación, la seguridad ciudadana, la administración de justicia, entre otras; y lo mejor que puede hacer es centrar todos sus esfuerzos y limitados recursos en las mismas. Así, el Estado no debe distraerse en aspectos como la actividad empresarial, que puede y debe ser desarrollada por los privados.

La Constitución reconoce que el Estado debe priorizar su actividad en los referidos temas, y solo considera la posibilidad de realizar actividad empresarial cuando sea ineludible. De esta manera, el mandato constitucional que establece el rol subsidiario del Estado debe entenderse como la prohibición de intervenir en actividades o mercados en los que existe la presencia productiva del sector privado, de tal manera que la participación estatal signifique competir con la empresa privada

Hoy en día, el Estado, en cumplimiento de su deber de velar por el bien común, tiene variados roles en la economía, como regular el funcionamiento del sistema económico nacional y fiscalizar el cumplimiento de las normas que aseguran que el mercado sea abierto, informado y competitivo, así como emprender obras públicas de relevancia y establecer un ambiente de confianza para que el resto de los agentes económicos se sientan motivados a invertir y trabajar en el país. En estos casos, lo que el Estado hace es crear los escenarios propicios para que los privados desarrollen la actividad empresarial.

Particularmente, se pueden distinguir dos esferas en las que el Estado tiene un rol fundamental: asegurar las condiciones internas para un buen desarrollo de la economía y solucionar los diferentes problemas económicos de carácter nacional. Para cumplir tales objetivos, cuenta con instituciones técnicas y especializadas que protegen el funcionamiento de la economía, como el Banco Central de Reserva, orientado a regularizar las políticas monetarias en busca del equilibrio del valor del dinero, o el Ministerio de Economía y Finanzas, preocupado por administrar eficientemente los ingresos y gastos del Estado.

Dentro de su rol subsidiario, vale decir, de satisfacer las necesidades de las personas cuando estas no pueden hacerlo por sí mismas o no quieren hacerlo, el Estado debe analizar y estudiar las situaciones y encontrarles solución, pues afectan directamente al desarrollo del país. El problema fundamental es solucionar el tema de la escasez, sobre todo en las personas de bajos ingresos. En este marco el Banco de la Nación es el banco que representa al Estado peruano en las transacciones comerciales en el sector público o privado, ya sea a nivel nacional o extranjero. Es una entidad integrante del Ministerio de Economía y Finanzas y opera dentro del régimen de subsidiaridad

La Inclusión Financiera en el Perú tiene como protagonista de excepción al Banco de la Nación. Un compromiso que la entidad asumió desde sus inicios con el objetivo de canalizar los recursos y tecnología financiera en todas las regiones del país, para lo cual cuenta con la más extensa red bancaria que al 31.05.2018 cubre el 79.4% de los distritos a nivel nacional, mediante canales de atención que permiten el acceso a los sectores excluidos del sistema financiero.

IF en el Mundo

Perú es percibido como un referente Mundial para la Inclusión Financiera.

En el 2016 por noveno año consecutivo, Perú fue considerado el país con mejores condiciones para ampliar el acceso a servicios financieros a poblaciones desatendidas. La evaluación considera el ambiente normativo para la Inclusión Financiera con base a doce indicadores en 55 países del Mundo, dentro de esas condiciones favorables el Perú cuenta con:

 Fortaleza Institucional: SBS y la ENIF

 Mercado diversificado: más de 60 instituciones financieras reguladas brindan servicios a diferentes segmentos  Rápida expansión y enfoque inclusivo.

 Perspectivas para el dinero electrónico como instrumento de inclusión financiera

Dos mil millones o el 38 % de los adultos en el mundo no utilizan servicios financieros formales y un porcentaje aún mayor de los pobres no tiene cuenta bancaria debido a los costos, las distancias de viaje y a los, a menudo, complejos requisitos que se deben cumplir para abrir una cuenta.

En las últimas décadas, distintos tipos de proveedores de servicios financieros han ofrecido nuevas oportunidades a las personas excluidas del sistema. Se trata de organizaciones no gubernamentales (ONG); cooperativas; instituciones de desarrollo comunitario; bancos comerciales y estatales; empresas de seguros y tarjetas de crédito; servicios de telecomunicaciones y telegramas; oficinas de correo, y otras empresas que ofrecen acceso a puntos de venta (POS, por sus siglas en inglés). En muchos casos, los nuevos proveedores y modelos comerciales son viables gracias a los avances tecnológicos, como la expansión mundial de los teléfonos móviles.

Fuente: (web Banco Mundial-Inclusión Financiera; panorama general)

Siendo así, la inclusión y educación financiera son parte del debate actual sobre el desarrollo de políticas que contribuyen a aliviar la pobreza, como estrategias complementarias de proyectos de desarrollo productivo dirigidos a hogares pobres y como instrumentos de generación de capacidades en el marco de las discusiones cerca de la pobreza multidimensional.

Los países de Latinoamérica han asumido el compromiso de promover la inclusión financiera, que guarda relación tanto con aspectos económicos, como con aspectos de inclusión social. En América Latina y el Caribe un total de 17 países tienen por lo menos un programa de pagos de subsidios condicionados, beneficiando a cerca de 27 millones de familias y un total de 111 millones de personas, lo que equivale aproximadamente al 21 por ciento de la población total de la región – Proyecto Capital.

Fuente: (Encuentro Regional de Inclusión y Educación Financiera en América Latina y el Caribe –IEP 2014)

IF en el Perú

El acceso a servicios financieros formales, permite a familias y personas obtener mejoras cualitativas en su calidad de vida, en ese sentido el sistema financiero peruano viene realizando importantes esfuerzos para brindar acceso a dichos servicios a una mayoría de la población aún desatendida.

i) En el Perú según la Encuesta Nacional de Demanda de Servicios Financieros y nivel de Cultura Financiera en el Perú al 2016 que fue contratada por la SBS arrojó lo siguiente:

 Que sólo el 41% de peruanos mayores de edad tienen al menos una cuenta de ahorros.

 No hay presencia de instituciones financieras en las áreas rurales y en localidades de bajos ingresos

ii) Los teléfonos móviles funcionan con facilidad, por lo que el uso de telefonía móvil se ha ido incrementando en el sistema financiero, desplegándose en zonas rurales donde no hay sucursales bancarias, ni cajeros automáticos, donde es difícil el traslado de las personas para acceder a servicios financieros, constituyéndose en una opción al requerir una inversión mínima y una capacitación sencilla que le permita realizar una serie de operaciones desde el celular.

iii) Los pagos, el financiamiento, los seguros y los ahorros, por celular promueven la inclusión financiera facilitando el acceso a los sectores de pobreza y pobreza extrema, al permitir la penetración de cuentas móviles en áreas rurales, conectando a los consumidores en pueblos remotos, reduciendo significativamente el flujo de efectivo, satisfaciendo necesidades fundamentales con mucha rapidez, lo que ayuda a impulsar la tecnología y favorece un cambio significativo en el uso de las transacciones

iv) Desde el sector privado se gestó el “Modelo Perú” en el 2013 denominando comercialmente a su producto: BIM (BILLETERA ELECTRÓNICA).

Este BIM es el monedero electrónico (sin cuenta de ahorros), y con esta plataforma EL SECTOR PRIVADO se propone llegar a la población urbana y rural de todo el país. El Modelo Perú a través de la empresa PAGOS DIGITALES PERUANOS es un instrumento de promoción de la inclusión financiera y el BIM ha desarrollado un sistema de pagos alternativo, accesible, seguro, fácil de usar, no se requiere la la presencia física del usuario ni de las entidades financieras. Viene desarrollando un canal de pagos, haciéndolo útil y lo usa como una puerta de entrada al sistema financiero. Viene introduciendo personas al sistema financiero generando un ecosistema de pagos digitales y el lanzamiento de plataformas de educación financiera Logra la inclusión financiera desarrollando y ofreciendo nuevos productos y servicios financieros para una visión de mediano y largo plazo.

v) El Banco de la Nación ha desarrollado desde el 2014 una plataforma de servicios denominada MULTIRED CELULAR mediante el cual al 30.jun.2018 cuenta con un 1’338,502 afiliados que realizan sus transacciones bancarias a través de la banca celular del BN y que durante el 2017 y al 30.06.2018 han tenido un total de 50’838’000 y 32’723,000 operaciones respectivamente.

vi) El uso masivo de la digitalización de los sistemas de pagos contribuyen con la inclusión financiera, y en este campo, el dinero electrónico tienen un gran potencial.

El crecimiento que viene experimentando el Perú desde hace ya varios años, lo ha convertido en el país estrella de Latinoamérica. En la última década, la economía peruana ha crecido sostenidamente por ser uno de los países más estables y competitivos.

vii) Sin embargo, el Perú es uno de los países de la región que presenta los menores niveles de inclusión financiera según Global Findex Banco Mundial 2014.

viii) Los nuevos enfoques de Inclusión Financiera priorizan el desarrollo de la capacidad de ahorro como el punto de partida para interactuar con los demás servicios financieros. Adicionalmente, es importante tener en cuenta que la Inclusión Financiera debe ir acompañada de una adecuada Educación Financiera pues esta permite la adquisición de sólidos conocimientos y capacidades financieras.

ix) En nuestro entorno actual, en el Perú, aún la mayoría de ciudadanos (59%) de personas mayores de 18 años no están incluidos en el sistema financiero peruano. Es así que la Inclusión Financiera busca promover el acceso y uso correcto de los servicios financieros, de acuerdo a las necesidades de los diversos segmentos de la población peruana. El G2 reconoce que la inclusión financiera es de vital importancia para hacer frente a la pobreza y para promover el desarrollo descentralizado.

x) Siendo el Banco de la Nación la entidad financiera con mayor presencia en todo el territorio peruano al (31/12/2016, 632 agencias), esta fortaleza convierte al BN en un Agente Estratégico del Estado Peruano.

xi) Por tanto, el BN ha priorizado sus acciones en desarrollar y ayudar a la consolidación de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) en el país como un camino hacia el acceso financiero en zonas que no cuentan con presencia del sistema financiero en el Perú (550 distritos).

xii) Cabe indicar que la Inclusión Financiera es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y prioridad del Banco Mundial, y el Banco de la Nación se encuentra trabajando de manera intensa en:

1. Brindar una serie de productos y servicios financieros para facilitar que las familias peruanas de pobreza y pobreza extrema puedan tener un crecimiento económico inclusivo.

2. La bancarización de los programas sociales para facilitar el acceso de sus beneficiarios a los servicios brindados en productos y servicios del BN.

3. La ENIF es el resultado del trabajo efectuado por la Comisión Multisectorial de Inclusión Financiera en la que participaron el Banco de la Nación, la SBS, el BCR, y los Ministerios de Economía y Finanzas, de Desarrollo e Inclusión Social y el Ministerio de Educación.

4. De este modo, el Banco de la Nación como miembro nato de la ENIF enfoca sus actividades en la búsqueda de reducir la pobreza e impulsar la prosperidad mediante el acceso a servicios financieros formales y que los ciudadanos puedan realizar cualquier tipo de transacciones como ahorros, pagos, créditos, seguros, etc.

IF en el BN

Inclusión y Educación Financiera en el BN, al 30.jun.2018

Inclusión Financiera

Por inclusión financiera se puede entender el “acceso universal y continuo de la población a servicios financieros diversificados, adecuados y formales, así como a la posibilidad de su uso conforme a las necesidades de los usuarios para contribuir a su desarrollo y bienestar” (Heimann & al. 2009).

Importancia de la Educación Financiera

Precisamos la importancia de la Educación Financiera(*) en el Banco de la Nación para:

  • Las Familias:
  • Incrementa los medios de pagoz
  • Otorga protección contra la vulnerabilidad
  • Hay mejora en alimentación, salud, educación y vivienda
  • Los Negocios:
  • Facilita las transacciones económicas
  • Facilita las inversiones para incrementar la productividad
  • Favorece el crecimiento
  • El País:
  • Contribuye a dinamizar la economía
  • Disminuye la desigualdad social
  • Mejora la calidad de vida

(*) 7ª Convención Nacional de la Red de la Gente-México 2010

Inclusión y Educación Financiera en el Banco de la Nación

Debe lograr en el mediano y largo plazo:

  • Que, los servicios financieros sigan siendo un elemento central para mejorar la vida de los pobres.
  • Que el amplio uso de la digitalización, permita soluciones transformadoras para las personas pobres, pero también creará riesgos.
  • Disminuir la brecha digital de los servicios financieros
  • Que, el acceso a servicios financieros formales permita a familias obtener mejoras cualitativas en su calidad de vida.
  • Orientar el acceso a servicios financieros a una mayoría de población aún desatendida
Publicaciones

2018

2017

2016

2015

2014

Banco de la Nación | Ministerio de Economía y Finanzas | Perú

Oficina Principal: Av. Javier Prado Este 2499. San Borja. Central Telefónica: 01 519 2000.
Atención en Oficinas Administrativas: Lunes a Viernes de 8:30 a 17:30 horas. Refrigerio de: 13 a 14 horas
Atención en Oficina de Trámite Documentario: Lunes a Viernes de 8:30 a 16:30 horas (Horario corrido)

Servicio al Cliente:

Línea gratuita: 0 800 10 700 (Sólo desde teléfonos fijos)
Línea telefónica: 01 440 5305 / 01 442 4470
Última actualización: 23 de septiembre del 2019
  • Validación css
  • Validación xhtml